Transgénero Político

Fotografías de Miguel Roa

La fotografía, como construcción poética visual, suele traicionar su propia esencia mimética al desbordar sus límites y los de la realidad a la que supuestamente copia. Al final, independientemente de la experiencia estética que motiva la creación de una imagen fotográfica, ésta termina por revelar ciertas cosas y velar otras que muchas veces no tienen relación con el deseo original del que dispara la cámara. Las imágenes que resultan no tienen raíces en la realidad ni en la ficción, sino en una especie de frontera entre estas dos.

En la política mexicana existe una total desconexión entre representante y representado; el primero parece ignorar al segundo y viceversa. Conviene recordar las dos acepciones que existen para el verbo ignorar: la primera es no hacer caso de algo o alguien, la cual es consecuente con la actitud del representante hacia el representado; y la segunda que es no saber algo o no tener noticia de ello. Estás imágenes tratan de dar cierta luz a esta segunda acepción de ignorancia. ¿Quiénes son nuestros representantes? ¿A qué tipo de imágenes recurren para presentarse y representarse ante nosotros? ¿Cómo percibimos nosotros esas imágenes? ¿Cómo se afectan y desgastan esas imágenes material y simbólicamente en la vida pública? ¿Cuál es el mensaje visual final?

El proyecto consiste en una serie de fotografías realizadas al proceso de deterioro de carteles publicitarios usados en las campañas políticas del año 2012. A través del registro se presentan los cambios físicos de esos carteles y como la imagen es afectada generando diversas metáforas visuales. Las imágenes son básicamente tomadas sobre rostros en primeros planos, dando detalle del gesto, así como el detalle de la corrosión del papel y sus texturas.

Miguel Roa

1 Comentario

  1. Adrián Silva

    Excelente trabajo!!
    Felicidades Mike!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *