Matices

de Sergio Ospina

En esta exposición el autor no teme a “la nada”, pues sabe que el camino entre el blanco y el negro contiene una infinidad de matices que indican dos puertos de acceso: uno que va hacia una vida en explosión centrípeta y otro que marcha hacia la luz corporizada en lo etéreo y divino dentro de su centro unitario y espiritual: el alma.

Dos técnicas que se encuentran en un proyecto meramente atrevido, gráfica y plástica fotográfica, ambas que no son la forma conceptual del pensamiento, sino la manera de acceder al objeto complejísimo y real, la cosa fantasmagórica y soñada, la inventada, la que hubo y la que no habrá jamás en un mostrarse frente a otros… “con la veta inédita de los sueños en las señales”.
El trabajo explorado por el artista Sergio Ospina, en cuya producción nos remite al proceso de interpretar la realidad con la propia imaginación, materializa el mundo etérico y simbólico, proyectándole en creaciones en las que se alude a lugares, seres, ambientes, colores, formas y texturas que se escapan de las desgastadas imágenes de lo cotidiano.

En este sentido, cada obra pareciera surgir desde la luminosidad interior y que como hechizos fantásticos y pactos secretos desentrañan nuevos seres dentro nuevas realidades, superficies y contornos, escapando de los estereotipos y planteando la revalorización de la estética desde su propia interpretación del misterio; reivindicándose a través de un mensaje cada vez distinto y en el que el espectador es el co-creador de su propio mundo imaginario.

Sergio Ospina

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *